Rejas para ventanas creativas y seguras

rejas para ventanas

Las rejas sirven para dar belleza a una edificación, o para garantizar su seguridad. Ese es por lo general el principio básico que rige para la instalación de este tipo de estructuras hechas de varillas o barrotes y que se colocan tanto en puertas como en ventanas de las viviendas. Instalar una reja sugiere no solamente  tomar en cuenta su parte funcional, también se valora la estética que engloba las formas que la engalanan.

De manera que un concepto de lo que es una reja nos dice que se trata de una estructura de acabado vertical u horizontal que entrelazan formas y que cumple una función de resguardo y/o seguridad del bien. Lo más recurrente es que se instalen en las ventanas, y con ello se le da la debida protección a la vivienda, esto con el propósito de cerrarle el paso a cualquier intruso.

Las rejas para ventanas, en madera o metal, son un elemento arquitectónico que se puede apreciar en el exterior de las fachadas de las edificaciones. Las rejas, sus formas y funcionalidad, han ido evolucionando en el tiempo, de simples barrotes hoy se presentan de forma artística tornadas por la herrería, por medio de la cual se le adosan terminaciones y figuras de naturaleza artística.

Ventanas que lucen

Las rejas para ventanas, como ya se dijo, cumplen la fundamental función de brindar seguridad y son intervenidas mediante acabados artísticos. Un poco de historia menciona que fueron puestas en práctica en tiempos de las Cruzadas, cuando se debían resguardar los objetos religiosos que se mantenían en las iglesias.  De aquel tiempo a este todo ha cambiado.

En la actualidad las rejas muestran un toque creativo. Los herreros se lucen tejiendo sus estructuras. Por su parte, los arquitectos toman en cuenta su carácter funcional, pero también combinan el estilo de la edificación  con el enrejado. En ocasiones pueda que algún arquitecto invite a un artista plástico para que diseñe una reja imaginativa  y esta simple armazón de hierro o madera se convierta en una obra de arte.

Ideas para rejas

Pero si lo que quieres simplemente es mantener la seguridad de tu hogar un marco metálico con unas pletinas cumplen. Ahora si buscas una reja con un ritmo debes tomar en cuenta las líneas horizontales y las verticales. Más decorativas son las que se anteponen a un vidrio, por ejemplo. Si deseas guardar la discreción unas rejas delgadas no van mal, pues se presentaran como un elemento sutil a la construcción.

Una solución que te permite contactar el exterior por el día y por la noche conservar la edificación clausurada lo es el recurso de una Santamaría que cierra y abre opcionalmente.  Si llegaras a combinar reja de ventana y portón lo mejor sería guardar el mismo diseño para darle armonía a la construcción. Si lo que pretendes es generar un efecto con las rejas, las líneas horizontales sobre verticales darán un toque cinético.

Las ideas para hallar una solución a la demanda de seguridad abundan, hay que ser algo creativos.

Decora los espacios de tu hogar con puertas plegables de hierro

puertas plegables de hierro

De un tiempo para acá las puertas plegables de hierro se han convertido en las elegidas por muchas amas de casa y decoradores de espacios para darle un toque diferente al inmueble y disfrutar de las distintas ventajas que traen consigo.

Este tipo de puertas también son elaboradas con distintos materiales, entre ellos madera, PVC y aluminio. Todas muy bonitas, resistentes e ideales para cualquier tipo de espacio. Pero las de hierro indudablemente son las favoritas.

Ahorra espacio con puertas plegables de hierro

Debido a que no ocupan casi espacio cuando están totalmente abiertas, suelen ser en muchos casos imperceptibles. Conoce los motivos:

  • Dividen anchos pasillos y permiten jugar con el tipo de decoración que se te ocurra, por ejemplo: si instalas puertas plegables de hierro a un lado de la ventana, puedes ocultar la puerta plegada detrás de la cortina y también crear un espacio totalmente diferente cuando están cerradas.
  • Generan una transición radical y perfecta cuando se abren ya que lo hacen de manera total, muy diferente a las puertas corredizas que solo proporcionan la mitad del espacio del marco total cuando están abiertas.
  • Mantienen cualquier lugar completamente sellado, ideales en horarios nocturnos cuando los malhechores intentan hacer de las suyas. Po eso las puertas plegables de hierro también se han transformado en la opción preferida de los comerciantes para sus tiendas debido a su naturaleza metálica.

¿Por qué es importante asegurar las correderas de las puertas plegables de hierro?

Los mecanismos de correderas en este tipo de puertas es lo que las hacen tan especial ya que podemos instalarlas de manera que casi no se notan. Esto da una impresión como si ahí no hubiese una puerta. Tanto para las de PVC, de madera, como también para las puertas plegables de hierro, los mecanismos como ruedas de correderas suelen ser del tipo metálico y la corredera en sí va de acuerdo al material en que estén fabricadas.

Estas últimas por ser elaboradas con un material tan pesado requerirán de correderas resistentes para soportar el peso. Entonces, al momento de instalarlas lo ideal es soldar la corredera aérea a la viga de la columna fijándolas de manera segura e impidiendo que puedan desplomarse. A su vez, debe existir una corredera en el suelo para guiar la puerta a la hora de abrir y cerrar.

Puertas plegables de hierro con vidrio y con madera

Para la decoración de interiores utilizar este tipo de puertas solo fabricadas con hierro puede ser un tanto aburrido. Es por ello que muchos herreros junto al ingenio de decoradores vanguardistas han creado puertas plegables de hierro agregándoles elementos de otros materiales para dar un aire más ornamental y distinto a lo natural.

Eso implica  que las puertas plegables de hierro han sido diseñadas para lucir grandes paneles de vidrio, constituyendo así la idea perfecta para la salida que va hacia el jardín, lo cual puede ofrecer una amplia y hermosa vista hacia el exterior.

No obstante, las puertas plegables de hierro con detalles de madera también son muy buenas ideas para la decoración de las entradas, pues ofrecen extrema seguridad y pueden ir moldeadas hasta para los gustos más exigentes.

Recomendaciones al hacer una reparación de persianas

reparacion persianas

Las persianas son esenciales en nuestro hogar, por distintas razones. Para algunos el diseño de las persianas representan un énfasis en la sofisticación de su espacio, para otros es simplemente un accesorio practico que impide la entrada de luz directa sobre la ventana.

Independientemente de cuál sea tú caso, de todos los objetos del hogar las persianas suelen ser las más subestimadas o pasadas por alto. Un mal cuidado podría incurrir muy fácilmente en que se estropeen prematuramente o que no sepamos cómo reaccionar ante estas fallas. Es por eso, que luego tenemos que pensar en reparar persianas por nuestra cuenta.

¿Es siempre necesario acudir a alguien para reparar mis persianas?

Como ya te habrás podido dar cuenta por el título de la entrada, la respuesta es no. Claro que la reparación de persianas por manos de un profesional a la larga siempre es garantía de arreglo, pero si consideramos que es algo minúsculo, entonces no tienen nada de malo hacer nosotros la prueba.

Pero si es importante que tomes en consideración unas cuantas cosas antes de recurrir al clásico “hazlo tú mismo”, aquí te vienen unos breves consejos que podrían servirte al momento para reparar tus persianas, muchos complementándose entre sí como podrás ver:

  1. Conocer sus partes

Uno de los errores más comunes al intentar reparar algo, es que nuestro propio desconocimiento por el aparato o el mecanismo al que estamos toqueteando podría hacer que terminemos empeorando el asunto.

Las persianas también funcionan mediante un sistema de piezas. Por más rustico o rutinario que pueda parecernos, es indispensable que estemos familiarizados con cada una de las partes que la conforman. Así disminuirá el riesgo de que algo pueda salir mal.

  1. Haberla instalado tú mismo

No hay mejor manera para familiarizarnos con nuestra persiana que propiamente habiéndola instalado en el pasado. Esto nos dará la oportunidad de conocer en detalle sus partes y evitara que no nos sintamos perdidos cuando algo no funcione como debería.

Lo ideal es que al momento de instalar una cortina, nos guiemos siempre del manual de instrucciones. Una vez que el trabajo este hecho, guardarlo en caso de una eventualidad y cuando esta no funcione apropiadamente sacar tu material de referencia.

  1. Identificar nuestro tipo de persiana

Esto pueda parecer redundante pero se sorprenderían la cantidad de tipos de persianas que existen en el mercado. Cada una con diferentes nombres, modelos, marcas y variantes.

Como ya hemos podido comprobar, el conocimiento tan simple como el modelo es también de vital importancia, al igual que lo es ser capaz de reconocer e identificar las propias piezas que conforman el mecanismo.

  1. Diagnosticar correctamente el problema

Lo más importante es ser capaz de identificar en donde se encuentra la falla para no perjudicar otras partes que no estén siendo afectadas.  Es necesario que antes de querer meter nuestras manos sepamos exactamente con que estamos lidiando.

Incluso no nos vendría mal ir en búsqueda de tutoriales en línea o preguntar la opinión de alguien más, es necesario hacer a un lado nuestra propia terquedad de querer que las cosas funcionen como nos gustaría e identificar el problema de forma objetiva.

  1. Acudir a un profesional cuando el daño es irreversible

Aquí también entra en juego nuestra propia capacidad de dejar a un lado nuestro ego, aceptar cuando definitivamente lo que hacemos no está funcionando. Puede que incluso no hubiera hecho mucha diferencia desde el principio.

En fin, es importante a veces asumir la derrota y admitir cuando realmente necesitamos la ayuda de un profesional. Puede que este sea un llamado para sustituir tus cortinas por un nuevo diseño, solo aprovecha de las oportunidades que te brindan este tipo de experiencias.